En este momento estás viendo 5 mujeres en la industria automotriz

5 mujeres en la industria automotriz

5 mujeres en la industria automotriz

¿Qué mejor día para hablar de las mujeres en la industria automotriz que el Día Internacional de la Mujer?

La historia ha sido escrita mayoritariamente por hombres, lo que ha llevado a muchas mujeres a permanecer en la sombra y no recibir el reconocimiento que merecen. A lo largo de los siglos, las mujeres han desempeñado un papel importante en muchos aspectos de la vida, desde la ciencia hasta la política, pasando por la cultura y el arte. Sin embargo, a menudo se las ha ignorado o minimizado sus logros.

Así que en este post te presentamos a 5 mujeres a lo largo de la historia que destacaron dentro de la industria automotriz.

1. Dorothy Levit: Inventora del retrovisor

Dorothy Levitt fue una pionera del automovilismo en el Reino Unido a principios del siglo XX. Comenzó su carrera como corredora de velocidad en 1903 y se convirtió en la mujer más rápida en tierra en 1905. Su  velocidad máxima fue de 91 km/h., en esa época era impresionante.

En 1905 estableció el récord de distancia femenino al conducir un De Dion-Bouton de Londres a Liverpool en dos días. De igual forma, en ese mismo año, superó el récord de velocidad femenino en tierra en Brighton y, meses después, lo elevó a 90,88 mph (146,26 km/h) en la prueba de velocidad de Blackpool. Fue por esto que fue nombrada por la prensa como «La chica más rápida del mundo».

Levitt escribió un libro titulado «La mujer y el automóvil: un manual amigable para todas las mujeres que compiten en automovilismo o desean hacerlo«. En este libro en aconsejaba a las mujeres sobre cómo conducir y mantener un automóvil. Además, sugirió que las mujeres deberían «llevar un pequeño espejo de mano en un lugar conveniente cuando conduzcan», para que «puedan levantarlo de vez en cuando para ver hacia atrás cuando conduzcan en medio del tráfico». Fue así como inventó el espejo retrovisor, años antes de que este invento fuera introducido por los constructores de automóviles en 1914. Por otra parte, y como curiosidad, también aconsejó a las mujeres que viajaban solas que llevaran consigo un revólver.

Su gran idea fue revolucionaria en el mundo del automovilismo y sentó las bases para el uso generalizado del retrovisor en los automóviles.

Además de su carrera como corredora y su invención del retrovisor, Levitt también trabajó como escritora, periodista y activista. Fue una defensora de la emancipación de la mujer y del derecho de las mujeres a conducir y participar en deportes de motor.

2. Celia Rivas Casais: Primera mujer camionera española

Generalmente, cuando pensamos en alguien que conduce un gran camión, se nos viene a la cabeza la imagen mental de un hombre robusto, pero, obviamente, eso no siempre es así. Celia Rivas Casais se convirtió en la primera mujer en España en obtener un permiso para conducir camiones en 1932. Además de ser una audaz conductora, también fue una exitosa mujer de negocios. La empresa que heredó de su padre, «Hijos de Joaquín Rivas», llegó a tener 250 trabajadores durante la dictadura franquista. Fue la primera mujer europea que participó en un conflicto bélico como transportista.

Al principio, Rivas Casais enfrentó muchas dificultades debido a su género. Los clientes y colegas masculinos la miraban con escepticismo, y algunos, incluso se negaban a dejar que les entregara su carga. Pero ella persistió y demostró que era tan capaz como cualquier hombre en la carretera.

Después de varios años en el trabajo, Celia Rivas inspiró a muchas otras mujeres a buscar oportunidades en campos dominados por los hombres.

En caso de interesarte esta increíble historia, puedes saber más en su biografía novelada «Celia Rivas Casais«, escrita por Lilí Díaz Rivas y Benjamín Trillo Trillo, que fue publicada por la Junta de Galicia en 2009.

3. Mary Anderson: La mujer que inventó el limpiaparabrisas

Dentro de las historia de mujeres en la industria automotriz, destaca Mary Anderson.  Ella fue una promotora inmobiliaria, ranchera y viticultora estadounidense. Además, fue una inventora estadounidense que patentó el primer diseño del limpiaparabrisas en 1903.

Durante un viaje a Nueva York en un día nevado, notó que los conductores de los tranvías tenían que detenerse constantemente para limpiar la nieve y el hielo de las ventanas de los vehículos. Y es que, causaba retrasos y peligros en la vía.

Entonces, Anderson diseñó un dispositivo que consistía en un brazo oscilante con una hoja de goma que se movía de un lado a otro del parabrisas para limpiar la lluvia, la nieve y el hielo. El conductor podía operar el dispositivo desde dentro del automóvil mediante una palanca.

En noviembre de 1903 se le concedió la patente. Sin embargo, su invención no fue inicialmente bien recibida y los fabricantes de automóviles no compraron su idea. Fue solo después de la expiración de su patente, en 1920, que los limpiaparabrisas se convirtieron en un elemento estándar en los automóviles modernos.

A pesar de todo, el diseño de Mary Anderson sentó las bases para la tecnología de limpiaparabrisas utilizado hoy en día.

4. Clärenore Stinnes: Primera mujer en dar la vuelta al mundo en coche

Clärenore Stinnes fue una aventurera y empresaria alemana que, en 1927, se convirtió en la primera mujer en dar la vuelta al mundo en automóvil. Con solo 26 años de edad, Stinnes, junto al fotógrafo Carl-Axel Söderström (con quien más tarde se casaría), emprendieron un viaje que duró dos años y medio y cubrió más de 48,000 kilómetros.

Stinnes y su equipo (otro coche más pequeño les seguía con dos mecánicos y material de repuesto) lograron superar todos estos obstáculos y llegaron a Berlín en septiembre de 1929.

Por otra parte, también fue piloto de carreras. Y, con veinticuatro años participó en su primera carrera de motor. Antes de su gran viaje, en 1927 ya había ganado diecisiete carreras compitiendo con hombres.

Clärenore Stinnes fue una pionera en el campo del automovilismo y una inspiración para otras mujeres aventureras. Es por ello que Cläreonore está dentro de esta lista de mujeres en la industria automotriz.

5. June McCarroll: La mujer que pintó las líneas divisoras de la carretera

June McCarroll fue una enfermera estadounidense que en 1917 inventó la línea divisoria de la carretera. La idea surgió durante el otoño de 1917, mientras conducía por una carretera de California, cuando fue atropellada por un camión. Así pues, el accidente la llevó a idear la creación de una línea blanca en el centro de las carreteras para aumentar la seguridad vial.

Sus primeros intentos de comunicar su idea a las autoridades locales no tuvieron éxito. Así pues, McCarroll decidió pintar a mano una franja blanca en el centro de la carretera para demostrar su propuesta.

A través del Indio Women’s Club, lanzó una campaña para obtener apoyo y finalmente en noviembre de 1924, la Comisión de Carreteras de California adoptó la idea y se pintaron 3,500 millas (5,600 km) de líneas a un costo de $163,000. La idea se expandió rápidamente por todo el mundo como una medida de seguridad vial esencial.

La línea divisoria de la carretera se convirtió en una innovación que redujo el número de accidentes y mejoró la eficiencia del tráfico. A pesar de sus logros, la contribución de McCarroll a la seguridad vial a menudo ha sido pasada por alto en la historia del automovilismo, pero su invención continúa siendo una parte fundamental de las carreteras modernas.

Ahora ya conoces algunas de las mujeres en la industria automotriz y cuyos nombres han permanecido en la sombra. Son cientas las mujeres que, tanto en este sector, como en todos los demás, no tienen reconocimiento de sus logros. Aún queda mucho por lograr, pero vamos dando pequeños pasos hasta conseguir la igualdad y en Seres queremos hacer lo posible por conseguirla.

Deja una respuesta