En este momento estás viendo El Efecto Túnel: Una Advertencia de la DGT

El Efecto Túnel: Una Advertencia de la DGT

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Conducir
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

La Dirección General de Tráfico (DGT) advierte sobre el «efecto túnel», una situación peligrosa para los conductores que puede ser causada por dos factores. Entender este fenómeno es esencial para garantizar una conducción segura y prevenir posibles accidentes.

¿Qué es el Efecto Túnel?

El efecto túnel es la progresiva reducción del campo de visión a medida que aumenta la velocidad del vehículo o debido al consumo de alcohol. Este término proviene de la sensación que experimenta el conductor, que se asemeja a estar circulando en un túnel oscuro donde la visibilidad periférica se ve notablemente reducida.

Con el efecto túnel, el conductor percibe claramente solo lo que está directamente frente a él. Esta limitación no solo afecta su capacidad para maniobrar, sino también su reacción ante estímulos externos durante la conducción.

La Influencia de la Velocidad

El efecto túnel empieza a notarse a velocidades de alrededor de 100 km/h y se vuelve más crítico al alcanzar los 140-150 km/h. A velocidades moderadas, el ángulo de visión del conductor es de aproximadamente 104 grados. Sin embargo, a 65 km/h, este ángulo se reduce a unos 70 grados. Según la DGT, circular a 130 km/h puede reducirlo a tan solo 30 grados. A 150 km/h, el conductor solo tiene una visión clara dentro de un ángulo de 18 grados.

efecto túnel

Cómo PrevenirLO

La DGT subraya que la única manera de prevenir este efecto es respetar las señales de tráfico y mantener una velocidad adecuada que siempre esté dentro de los límites establecidos para la vía en cuestión. Es importante recordar que el exceso de velocidad no solo aumenta el riesgo de accidentes, sino que también puede llevar a la fatiga al volante y, como resultado, a más distracciones.

El objetivo es mantener el campo de visión lo más amplio posible para estar atento a todas las señales e información provenientes del entorno. Esto permite al conductor tener una capacidad de reacción óptima ante situaciones inesperadas o de emergencia, minimizando así las posibles consecuencias.

En conclusión, comprender y prevenir el efecto túnel es esencial para una conducción segura. Respetar los límites de velocidad y estar alerta al entorno son las mejores prácticas para garantizar la seguridad en la carretera.

Deja una respuesta