En este momento estás viendo El primer maniquí femenino de pruebas de seguridad en 2023

El primer maniquí femenino de pruebas de seguridad en 2023

¿Sabías que por fin, en el año 2023, han creado el primer maniquí femenino de pruebas de seguridad? Así es, hasta ahora solo se realizaban como referencia el maniquí de un hombre adulto. Y obviamente, la anatomía es diferente y ante un accidente no sucede lo mismo.

En un importante paso hacia la equidad en seguridad automovilística, un equipo de ingenieros liderados por Astrid Linder del Instituto Sueco de Investigación sobre la Seguridad de los Transportes (VTI) ha desarrollado un innovador dispositivo antropomorfo de prueba, conocido como SET 50F. Este, está diseñado para simular las condiciones de un accidente con precisión, tomando como referencia el cuerpo de una mujer.

El primer maniquí femenino de pruebas ¿Hasta ahora solo eran masculinos?

A lo largo de las décadas, el enfoque en la seguridad vial ha estado arraigado en un modelo predominantemente masculino, una reliquia de tiempos pasados cuando la mayoría de los conductores eran hombres. Esto ha llevado a que los sistemas de seguridad estén orientados principalmente hacia el género masculino, dejando desatendidas las necesidades de las mujeres en situaciones de accidentes.

El SET 50F está compuesto por una combinación de caucho, metales y plástico, y presenta características fundamentales que distinguen a las mujeres, como hombros más estrechos y caderas más anchas. Además, es 15 cm más bajo y 15 kg más liviano que los modelos de prueba masculinos clásicos. Estas diferencias son esenciales para evaluar de manera precisa los riesgos a los que están expuestas las mujeres en colisiones.

Las estadísticas de accidentes entre hombres y mujeres son distintas.

Las estadísticas de accidentes viales revelan que las mujeres tienen un 73% más de probabilidades de resultar heridas en choques frontales y el doble de probabilidades de sufrir esguinces cervicales en comparación con los hombres. Esto se debe a la estructura anatómica de su cuello y al soporte que brinda el asiento del vehículo.

Astrid Linder y su equipo resaltan que «las lesiones que no son mortales, pero que pueden llevar a discapacidades, muestran que el factor determinante siempre es la diferencia entre hombres y mujeres». Sin embargo, las regulaciones actuales no reflejan estas disparidades de género en las pruebas de seguridad vehicular.

A pesar de que algunos fabricantes, como Volvo en Suecia, ya están adoptando este modelo de prueba femenino, no existen regulaciones internacionales que lo requieran. Las normas actuales aún se basan en el modelo de un hombre promedio para todas las pruebas de seguridad vehicular.

Astrid Linder, reconocida en 2023 por su destacada contribución al sector automotriz, ha instado a los legisladores a abogar por una sociedad inclusiva en la que las regulaciones de seguridad consideren adecuadamente a las mujeres. Emily Thomas, directora del servicio dedicado a las pruebas de automóviles en el organismo estadounidense Consumer Reports, lamenta que, a pesar de la evolución cultural, las normas de seguridad no hayan seguido el mismo camino. Estos avances representan un paso significativo hacia un futuro de seguridad vial más igualitario y adaptado a todas las personas en la carretera.

No es solo el primer maniquí femenino de pruebas de seguridad, es un avance más hacia un mundo más igualitario.

Deja una respuesta